la Brenda

La Brenda escondía un patio interior colonizado por trastos que quisimos rescatar y reivindicar como núcleo alrededor del cual se encajó el resto del programa de la casa. El patio inconscientemente organiza la planta de la vivienda: a sur y calle la zona de día; a norte e interior de manzana la zona de noche. La cocina se desencaja de la pared y se despliega en una isla independiente que acota el espacio de comedor y salón.