Belros Mataró

El mundo de Belros nos invitó a aplicar su nueva línea de marca en un local con mucha actividad pero obsoleto en imagen. Desde el principio decidimos que convertiríamos la tienda en una fábrica de golosinas, buscando insertar un componente cinematográfico, de escenografía, que invitara a las niñas y los niños a desplegar todo su imaginario.